II Jornada Formativa

II Jornada Formativa

Encuentro 50 Aniversario de "Carta a una maestra"



Como se puede leer en www.amigosmilani.es, la Carta a una maestra de los Alumnos de la escuela de Barbiana (Florencia 1967) cumplirá 50 años este curso. En la biblioteca parisina de la UNESCO había en 1997 más de 60 traducciones a lenguas occidentales, asiáticas y africanas. En Barcelona apareció primero en catalán (Carta una mestra 1969) y pronto en castellano (1970), y ya nunca dejó de editarse: hay al menos 15 ediciones en castellano. Hoy, las de 2008 (Eumo, Vic) y de 2013 (PPC, Madrid).


En Latinoamérica se tituló Carta a una profesora, según el original italiano – Lettera a una professoressa – por estar dirigida a una profesora de Magisterio; pero la pedagoga Marta Mata aconsejó ampliar su título – a la maestra – ya que pretende mejores maestros para la escuela obligatoria.


La Carta sigue siendo “el manifiesto de los chicos suspensos y de sus padres” contra el mayor problema de cualquier escuela: “los chicos que pierde”. Sus autores eran los tontos y vagos, según el rasero habitual, y denunciaban la selectividad escolar y la reproducción social del fracaso escolar, que también daña a los triunfadores:




“A los pobres les quita el medio de expresión. A los ricos les quita el conocimiento de las cosas. Gianni es un desgraciado por no saber expresarse; afortunado, por pertenecer al gran mundo. Hermano de toda África, Asia y América Latina. Conocedor desde dentro de las necesidades de la mayoría. Pierino es afortunado porque sabe hablar. Desgraciado, por hablar demasiado. Él que no tiene nada importante que decir, que sólo repite cosas leídas en los libros, escritas por otro como él” (p. 107).




Es una Carta pionera en Sociología de la educación que recurre al profesorado, víctima y sicario del Ministerio. P.P. Pasolini confesó su emoción ante un texto verdaderamente literario, revolucionario y constructivo, redactado con un método muy original de escritura colectiva. Aunque sirvió de pancarta al mayo estudiantil del 68, miles de jóvenes obreros y campesinos aún descubren en sus páginas su vocación de maestros.


Un mes después de publicarse, murió Lorenzo Milani, el maestro y cura de Barbiana, a los 44 años. Aparecieron todos sus escritos y el epistolario personal: un boom editorial que dió a conocer un gran pedagogo. Acusado de defender la objeción de conciencia, había escrito a sus jueces: “la obediencia ya no es una virtud, sino la más sutil de las tentaciones”. En el año 2000 la revista Cuadernos de Pedagogía lo incluyó entre los once pedagogos más destacados del siglo XX.






Desde la Casa Escuela Santiago Uno, en Salamanca, acogemos y nos sumamos al Encuentro que se celebrará en nuestras instalaciones con motivo de este aniversario, que cuenta entre sus organizadores a la Facultad de Ciencias Sociales de la USAL y al MEM Movimiento de Educadores Milanianos.


Una jornada con aforo máximo para 100 personas a la que se podrá acudir gratuitamente, previa inscripción en el correo electrónico grupomilani@movistar.es  o en los teléfonos 914026278 y 680713651.


Con un contenido más que jugoso, una cita indispensable en cualquier agenda.